La encuesta de la Asociación Castellanomanchega de Familias Numerosas establece que 6 de cada 10 familias tienen que cubrir con menos de 2.000 euros todos los gastos familiares en unidades de cinco personas y que 3 de cada 4 padecen dificultades para llegar a fin de mes

Foto de niños en un colegio (archivo).

La imparable subida de precios de los últimos meses en numerosos bienes de primera necesidad ha golpeado a todas las familias, pero en especial, a las numerosas, que parten de una situación económica “ajustada” y con poco margen de ahorro. Para una mayoría de ellas, llegar a fin de mes se ha convertido en algo difícil, que les ha obligado a modificar seriamente sus hábitos de consumo y rutinas diarias.

Así lo revela una encuesta realizada por la Asociación Castellano manchega de familias numerosas (Acamafan), según la cual, 3 de cada 4 familias numerosas tiene dificultades para llegar a fin de mes y ha tenido que cambiar hábitos y recortar gastos para poder cubrir gastos imprescindibles.

El estudio de Acamafan, elaborado en base a 600 encuestas a familias de toda la región, constata que la crisis de los precios en la alimentación ha obligado a un 91% de las familias a hacer cambios en su cesta de la compra y que un 88% de estos hogares ha disminuido el uso de la calefacción, también para poder soportar la enorme subida del precio de la energía.

Ingresos ajustados

Y es que la mayoría de las familias numerosas de Castilla-La Mancha tiene una economía ajustada. Según la encuesta, casi la mitad (un 46%) ingresa mensualmente entre 1.000 y 2.000 euros y un 12% no supera los 1.000. La suma de ambos grupos supone que un 59,2%, es decir, 6 de cada 10 familias, tienen que cubrir con menos de 2.000 euros todos los gastos familiares de vivienda, alimentación, luz, agua, educación, transporte, etc., en unidades de 5 personas.

El Día Internacional de la Familia se celebra este domingo

Con motivo del Día Internacional de la Familia, que se celebra el próximo domingo 15 de mayo, Acamafan ha querido poner de manifiesto: «Las dificultades que atraviesan estos hogares y denunciar que una gran mayoría de familias con rentas intermedias no reciben el apoyo que necesitan para la crianza de sus hijos. El gasto en actividades, comedores, aulas matinales, etc., suponen un coste importante para la familia, pero quedan fuera de las ayudas y becas principalmente por el baremo de renta que se utiliza para la concesión de estas becas».

“Estos hogares están acostumbrados a apretarse el cinturón, pero la subida imparable de precios en bienes de primera necesidad de los últimos meses ha sido una prueba dura y ha ido mermando su calidad de vida. En muchos casos, la situación es realmente preocupante, según nos cuentan muchas familias que vienen a nuestras asociaciones”, explica el presidente de Acamafan, Eduardo Galicia.

Recortes en ocio, cultura y deporte

Esta situación ha llevado al 97% de las familias a cambiar su rutina diaria para poder hacer frente a la subida de precios y lo ha hecho recortando o suprimiendo actividades en áreas “secundarias”, como el ocio y la cultura, pero también en formación y deporte (extraescolares), “actividades de gran importancia para el bienestar de los niños, pero que muchas familias se ven obligadas a suprimir por la imposibilidad de hacer frente al gasto, teniendo en cuenta también que se trata de familias en las que hay 3 o más niños”, explica Eduardo Galicia.

La Asociación lamenta que «el acceso a determinados servicios educativos y culturales hayan disminuido por la necesidad imperiosa de cubrir las principales necesidades básicas de los hogares: alimentos, pagos de luz, agua, calefacción, etc., y pide a las administraciones apoyo para que las familias y, en especial, los niños, no se vean privados de estos servicios y actividades. “Desde Acamafan proponemos a ayuntamientos, empresas e instituciones la discriminación positiva en favor de nuestro colectivo. La cultura es un bien que todos tenemos derecho a disfrutar y debemos poner a servicio de todos y hacer el acceso lo más asequible posible”, explica el presidente, quien destaca que “las familias numerosas aportamos el 25% de los niños en una población envejecida y la crisis económica y social afecta principalmente a nuestros hijos”.

Perfil de la familia numerosa

La encuesta analiza los cambios en las pautas de consumo y en las rutinas diarias de estas familias para poder hacer frente a la crisis, pero también recoge datos sociales y económicos sobre estos hogares con el fin de conocer mejor cómo es este colectivo y cuáles son sus necesidades.

Según la encuesta, el 89% de las familias numerosas están formadas por 5 miembros, los progenitores y tres hijos, ajustándose al perfil general de las familias numerosas que muestran los datos oficiales de la región, donde también hay 10% de familias formadas por un solo progenitor. Sobre la situación laboral en estas familias, en la mayoría de ellas trabajan ambos progenitores, aunque el porcentaje de empleados hombres es mayor que el de las mujeres: 89% de padres frente a 63% de madres.